Select Page
Estampas del Llano

Estampas del Llano

Orlando “El Cholo” Valderrama

(Retrato by Atila Galindo V.)

El Cholo es uno de los cantantes más representativos de los llanos orientales colombianos. De sol a sol pendiente de las labores propias de un caporal pero con arrestos suficientes para subir a una tarima a cautivar cualquier clase de público con su voz recia y bien adiestrada capaz de hablarnos entre estrofas acento y tonos surcidos a ritmo de arpa cuatro y capachos.

Javier Manchego

Javier Manchego es uno de los ilustres cantantes del río Pauto, con gran trayectoria artística. Su tono cadencioso lo ha distinguido entre llaneros como un llanero enamorado de la mujer bonita.

Juan Harvey Caicedo

(Retrato by Atila Galindo V.)

Juan Harvey Caycedo Velasco (Santander de Quilichao, Cauca) fue un periodista, actor y locutor Colombiano, conocido en los llanos orientales por sus magistrales interpretaciones de los poemas y leyendas más populaes en estas tierras. Pero por acá sabemos que si a mí no se lo preguntaban tampoco soltaba la lengua.

En la ilustración se hace una evocación de su arrivo a la casa Ramón Herrera de la narración de la leyenda “El ánima de Santa Helena”. 

♫ Era un 16 de Enero con la brisa mañanera…

Un llanero del pasado

(Painted by Atila Galindo V.)

A pesar de que la historia de los pueblos de los llanos orientales es reciente, las fotografías de su historia son ecasas. La pintura está inspirada en un llanero de los años 50s.

Mauren Carmelo

(Watercolor by Atila Galindo V.)

Recientemente fue participante de un reality de la canción y como otras jóvenes cantantes va construyendo sus carrera musical en presentciones culturales y eventos similares, por esta y otras razones es una digna representante de la mujer llanera.

JUGADORES DE AJEDREZ, PLAZA LIBERTADORES VILLAVICENCIO

JUGADORES DE AJEDREZ, PLAZA LIBERTADORES VILLAVICENCIO

Jugando Ajedrez

Los jugadores de ajedrez de plaza ¨Los Libertadores” siguen viniendo por su partida todos losdías, quién sabe desde cuando pero se escucha que por allí han pasado desde los más ilustres intelectuales de la región, hasta limítrofes apostadores que ni tienen con qué pagar un turno de tablero y fichas. El lugar es silencioso e inesperadamente tranquilo a pesar de la confluencia. Es refrescado por el suave abaniqueo de los bambús y surtido por las vendedoras tinto. No todos los personajes tienen la mirada de poker pero cuando llega un nuevo jugador todos se dan cuenta sin levantar la cabeza y hacen su movimiento.

LLEGANDO DEL PUERTO A VILLAVICENCIO

LLEGANDO DEL PUERTO A VILLAVICENCIO

Por la carrera 33 viene uno de Puerto López,  un poco asoleado, con el calor seco de una camioneta con las ventanas abiertas, la ropa polvorienta, mandarinas, mangos y hasta marañones para repartir en las casas de algunos familias queridas.

Como pasajero uno no se quiere dormir por no perderse el paisaje del camino y también porque anda tomando tinto desde las cinco de la mañana, pero si ya pasó el medio día, obviamente uno trae una sensación de inevitable llenura por algún almuerzo llanero. El que es precavido ya tiene un chinchorro (Hamaca) también en Villavicencio a lo sumo en el patio y en eso vienen pensando, en llegar a sacarse los zapatos y descansar o darse una buena ducha y entregarse  a algún placer vespertino en la ciudad. Ver a Cristo Rey es estar ya en Villavo, es el fin del paseo de fin de semana. Para un agropecuario es el regreso a casa.

Atila GV

El parque Los Libertadores en día festivo

El parque Los Libertadores en día festivo

Los días festivos en este parque (Parque Los Libertadores de Villavicencio) tienen mucho movimiento pero la gente en cambio suele ir más lento. Los lugares concurridos se llenan de transeúntes que buscan un rato tranquilo, sentarse en la banqueta o en un muro es una manera de acompañarse con los demás aunque con ellos no se hable, pero siempre es mejor preguntar alguna cosita por si acaso.

Hay quienes hacen cruces transversales y hasta tres veces, otros rodean el parque y los que como yo llegamos a un punto y de allí no nos podemos ya ni mover. En una época  se alquilaban las historietas de Kaliman, de Mandrake,de Arandú para deleite vespertino de los que no entrabamos al Cóndor ah! y claro, la foto novela del Santo (el enmascarado de plata) Ir por un  “raspao”, que es la versión pueblerina del granizado con mucha leche condensada, era el anhelo de la mayoría de los niños, también algodón y otras cosas deliciosas por las que nos tuvieron que purgar al menos dos veces al año.

Lo que si persiste aun es ver gente viendo gente, yo diría reconociéndose en el transitar de los demás pero como dije, mayormente acompañándose de los otros, aquellos que en esos días no nos son tan lejanos casi vecinos, al menos una buena camisa y algunas monedas p’al tinto me he llevado para sentarme por allí, siempre es posible encontrarse con gente conocida y con gente querida en su buen humor.  A lo mejor un día de esos dura más cuando uno lo recuerda o uno se  los adjunta todos a una emoción, la que sea, también es posible que un día festivo se convierta en una tarde de esas que se olvidan esa misma noche como sucede con aquellos sueños reparadores.

Luis Enrique Galindo Rangel

Luis Enrique Galindo Rangel

Luis Enrique galindo r.

Escirtor y artista

Plumillas con el tema de Bogotá histórico

Son dibujos del centro histórico de Bogotá y algún otro tema de la misma relevancia

Iglesia de San Francisco

Iglesia de San Francisco está ubicada en el cruce de la carrera séptima con avenida Jiménez.

Detalle de la casa del florero

Museo del 20 de Julio. Una muy bien lograda composición  con balcón colonial y cúpula.

El salto de Tequendama

Infaltable el salto de Tequendama, en Cundinamarca. Un evocador dibujo que hace parte de la cultura bogotana.

Luis Enrique Galindo Rangel

 

Luis E. Galindo Rangel es oriundo de Viracachá, Boyacá pero históricamente bogotano de los de los trolis (trolebus) y las garullas, chivato de cuando las calles fueron frías, grises y aun con el lastre residual del 48 bogotano, tal vez por ello se sensibilizó por aquella arquitectura que quedó en pie.

Actualmente, desde alguna muy escogida esquina revisa la salud de sus cerros orientales que finalmente han venido reverdeciendo con el pasar de las décadas, allá cerca a Moserrate las nubes le suelen componer con filos verdes y borde difusos, iluminaciones de blancos y azules casi verdes, los recuerdos pictóricos que han quedado plasmados en lienzos, papel, tablas y cartones, paisajes sacados del gris al titanio e iluminaciones de un soleado demasiado fresco o frecuentemente un ambiente recién lloviznado. Todos los tintos que cabe compartir sobre la carrera séptima se han tertuliado, nunca faltaron trashumantes del estilo de Kat, Oramas, Roca y tal vez algunos otros cachacos de establecimiento que asomaron por ahí cuando el centro fue algo intelectual o lo suficientemente cultural.

Como a otros poetas del centro bogotano, hay que descubrirlos entre los que parecen no estar presentes, aunque si se les observa con detenimiento ellos caminan por los museos y bibliotecas como aquel que sabe muy bien en dónde están sus propios chécheres y sus más preciados libros o dónde se atesoran sus tabacos.

Pintor de pulso fuerte, de colores obstinados, de hallazgos irrepetibles, pero siempre promediados en los 19° centígrados, un paisajista siempre independiente y en esta medida nunca alineado.

ciudades difusas

Ciudades rescatadas de la bruma, el humo y la distancia.

entre la noche y las luces amarillas

Todo lo que está y no, a la luz o a la sombra, bordes difusos, degradación brusca repasada por la pintura y tal vez insomnio palpitante. 

lo último en nuestro blog

También le pueden interesar ver los siguientes enlaces

Estampas del Llano

Estampas del Llano

Orlando "El Cholo" Valderrama (Retrato by Atila Galindo V.) El Cholo es uno de los cantantes más representativos de los llanos orientales colombianos. De sol a sol pendiente de las labores propias de un caporal pero con arrestos suficientes para subir a una tarima a...

Más Temas

Más Temas

Retratos en acuarela (By Atila Galindo V) Retratos de mis sobrinos en un día soleado, Acuarela sobre papel.Óleos costumbristas

JUGADORES DE AJEDREZ, PLAZA LIBERTADORES VILLAVICENCIO

JUGADORES DE AJEDREZ, PLAZA LIBERTADORES VILLAVICENCIO

Los jugadores de ajedrez de plaza ¨Los Libertadores" siguen viniendo por su partida todos losdías, quién sabe desde cuando pero se escucha que por allí han pasado desde los más ilustres intelectuales de la región, hasta limítrofes apostadores que ni tienen con qué...