Jugando Ajedrez

Los jugadores de ajedrez de la plaza ¨Los Libertadores” siguen viniendo por su partida todos los días, quién sabe desde cuándo pero se escucha que por allí han pasado desde los más ilustres intelectuales de la región, hasta limítrofes apostadores que ni tienen con qué pagar un turno de tablero y fichas. El lugar es silencioso e inesperadamente tranquilo a pesar de la confluencia. Es refrescado por el suave abaniqueo de los bambús y surtido por las vendedoras tinto. No todos los personajes tienen la mirada de póker pero cuando llega un nuevo aspirante a contrincante todos se dan cuenta sin levantar la cabeza y hacen su movimiento.

Open chat