Todo es amarillo, hasta el azul tiene su versión secundaria en estos días de sol, es caliente. Los funcionarios van entrando y saliendo, persiguiendo las rutas de la sombra que trazan los edificios, los bambúes y  el samán que se yergue con sus ramas huesudas sobre su propio ágora, siempre allí, alimentando cerebros con sus golpes de brisa, protegiendo del sol a su prole los de sombrero y los demás. Algunos conocidos  cruzan midiendo el paso, orondos por sus cargos públicos y otra gente que simplemente viene de hacer alguna diligencia. Un magnífico día común trae este resplandor, un buen encuentro y un delicioso almuerzo o sencillamente un tinto y un buen negocio o un dato oportuno. No importa el mes del año un día de estos vendrá y es menester no temerle al calor y buscar el día

Simulación Marco

simulación marco